Trovel » Magazine » En business de London City a Nueva York
Compartir:

En business de London City a Nueva York

Cruza el Atlántico con el espíritu del Concord

En business de London City a Nueva York


Cruza el Atlántico con el espíritu del Concord

 El vuelo 100% business class del British Airways Airbus A318

Érase una vez un avión supersónico llamado Concorde. Este avión era capaz de enlazar dos de las ciudades más concurridas y más ricas del mundo,Londres y Nueva York, en menos de tres horas y media. Así, el empresario podía volar de Londres a Nueva York, comer un perrito caliente en la gran manzana y volar de vuelta a casa para la hora del té.

Desde entonces, muchos aviones han volado siguiendo esa ruta, pero sólo British Airways lo ha hecho de una manera adecuada, distinguiéndose de las otras compañías. British Airways ha creído siempre en un servicio de gama alta para esa ruta, de manera rápida y cómoda y aquí está el resultado: Un vuelo desde el centro del distrito financiero de Londres al aeropuerto JohnFitzgerald Kennedy de Nueva York con sólo 32 asientos de clase business.

No hay clase turista en este vuelo debido a que el avión es un Airbus A318 especial equipado con el sistema STOL que le permite aterrizar en el aeropuerto de London City, a diferencia de las otras aerolíneas que no disponen de este sistema.

Las características especiales de este vuelo no acaban en sus 32 asientos de cama plana de cada uno de los dos A318 de British Airways (G-EUNA G-EUNB). También se ha planeado para el pasajero que vuela este servicio dos veces al día a JFK, que pueda llegar al aeropuerto y salir lo más rápido posible, ahorrando así un tiempo precioso especialmente para el hombre de negocios,por lo general con el tiempo muy ajustado.

Además de que el check-in es de 15 minutos (por lo general es de alrededor de 1 hora), British Airways tiene una acuerdo con el sistema de aduanas para el vuelo a EE.UU.

El vuelo hace una parada técnica en Shannon (Irlanda) para repostar el avión y regularizar rápidamente su entrada a los Estados Unidos.

La parada de 45 minutos en Shannon permite que el Airbus, que despegaba de la pista corta de London City Airport (con sólo el combustible necesario para Shannon), repostaje hasta Nueva York y así permita que los pasajeros a su llegada al JFK no tengan más controles de pasaporte.

El vuelo desde Shannon a JFK tiene una duración de 7 horas y 15 minutos, durante los cuales los pasajeros pueden disfrutar de una comida completa a bordo, más una "hora del té".

Al aterrizar en Nueva York, solamente en 14 minutos pasará de estar en el avión a la ciudad.

En el vuelo de Nueva York a Londres no hay parada en Shannon, pero deberá estar en el aeropuerto 45 minutos para los trámites de aduana aunque tengamos una vía rápida. British Airways tiene sus propias ventanillas de facturación pensadas para este tipo de viajes y una sala VIP para sus pasajeros.

Después de embarcar, la tripulación le dará la bienvenida con una copa de champán y una carta gastronómica, pudiendo degustar los platos justo después del despegue. Como el vuelo es nocturno, el pasajero puede optar por descansar en su cómoda butaca o comer antes de ir a acostarse.

Los dos Airbus A318 están equipados con Wi-Fi a bordo, siendo la única empresa que vuele sobre el Atlántico con ese servicio. Después de un relajante sueño sobre el Atlántico, el desayuno se sirve una hora antes del aterrizaje.

Una vez llegados al aeropuerto, si los pasajeros desean comer o la necesidad de una ducha, British Airways ha contratado los servicios del hotel RadissonBlu, cercano al aeropuerto.

Este vuelo está disponible dos veces al día excepto el domingo, cuando el vuelo se realiza sólo una vez. No hay servicio los sábados.

Las salidas son:

- Nueva York (JFK) a las 19:00 y 21:45

- Londres (LCY) a las 9:45 y 16:00

 

Volver arriba | Imprimir | Compartir por e-mail